Más de 40 familias de Catarroja piden la impugnación del proceso de matriculación escolar

Más de cuarenta familias de Catarroja han solicitado al Consell Escolar de la localidad y a inspección educativa la impugnación del proceso de matriculación en los centros escolares de Catarroja, con el fin de que se pueda aplicar la oferta real de vacantes y se solucione el malestar creciente entre los padres que han solicitado la matrícula para alumnado de tres años. Según explican las familias solicitantes, "son más de un centenar de familias las que se están viendo afectadas por un proceso de matriculación donde ya se sabía de antemano desde el departamento de educación, según se indicó en la reunión de prematrícula, que hay más demanda que plazas, y en lugar de intentar solucionar el problema se está incrementando, asignando plazas en centros fuera de la zona de influencia y con líneas no solicitadas por las familias".

Las familias afectadas explican que se han basado en la información ofrecida por la página web del Ayuntamiento de Catarroja para solicitar la prematrícula, y en listado provisional publicado el 4 de junio se asignaba a un centro concertado 38 vacantes de 3 años, no siendo modificada esta información tras la resolución del 22 de febrero de la Conselleria de Educación, por la cual se modifica el catálogo de unidades, por lo que exigen la impugnación para poder realizar la prematrícula con las vacantes reales.

Junto a este punto, las familias también indican que a las nuevas unidades creadas no se les ha aplicado la asignación de alumnado de compensatoria y necesidades especiales, tal como se ha hecho en la oferta publicada. 

Son más de un centenar de familias las que han visto que su primera opción de prematrícula ha sido denegada y asignada a otras zonas lejanas de la localidad; a centros concertados cuando se solicitaban plazas públicas, y a líneas en castellano cuando se pedían en valenciano, lo que ha provocado, además de las denuncias, muchas reclamaciones a las direcciones de los centros escolares.

Denuncia al Consell Escolar

La denuncia de las familias fue tratada en el último Consell Escolar de la localidad, donde se expuso cronológicamente el proceso para clarificar todas las incongruencias que se están produciendo en el proceso de matriculación.

La prematrícula se inició el 7 de mayo, y el 11 de mayo se anuncian 50 nuevas vacantes en el centro concertado Larrodé de la zona norte de la localidad, lo que provocó distorsiones en las peticiones. Este centro ofrece dos líneas en valenciano, cinco en castellano y una en inglés, lo que provoca además descompensaciones. Esta ampliación no fue publicada oficialmente.

El 14 de mayo, en una asamblea extraordinaria, la alcaldesa de Catarroja, Soledad Ramón, informa de que las plazas del colegio número 6 (también en la zona norte, en barracones y anexo al colegio público Vila Romana) pasarán al centro concertado, lo que provocó nuevas distorsiones en las decisiones de las familias, aunque finalmente parece ser que esta opción no se ha realizado.

El 18 de mayo se decidieron las primeras opciones de matrícula y, tras los resultados, el Consell Escolar decidió paralizar el proceso, aunque desde inspección educativa se ordenó seguir con el proceso.

Tras la exposición, se solicitó realizar una votación para acordar la anulación del proceso de matrícula, lo que fue denegado desde inspección educativa.

Proceso incongruente

Las familias solicitan un nuevo proceso "para evitar las distorsiones producidas por la falsa información ofrecida respecto a las vacantes en los diferentes centros educativos, y por las alteraciones de plazas habidas durante el proceso, lo que además provoca un agravio comparativo respecto a las familias que ya habían realizado la prematrícula".

Además, hay un desequilibrio de la oferta de vacantes PEV/PIL y en PIP en la zona norte hay 4 lineas de PIP de la Larrodé, 1 de PIP del nº 6, 1 de PIL del nº 6, 1 de PIL del Vil·la Romana y 1 del Plurilingüe en inglés del Vil·la Romana, resumiendo: 5 de PIP, 2 de PIL y 1 de Plurilingüe en inglés.