Fabra se compromete a defender en Bruselas una PAC más beneficiosa

El President de la Generalitat, Alberto Fabra, se ha comprometido con el sector agrario de la Comunitat Valenciana a defender en Bruselas la necesidad de una Política Agrícola Común (PAC) que garantice la competitividad de nuestra agricultura y los intereses de nuestros agricultores.

El President Fabra se ha reunido con los responsables de AVA-Asaja, Jóvenes Agricultores-Asaja Alicante, Fepac-Asaja, La Unió y Cooperatives Agroalimentaries para analizar las propuestas que las organizaciones agrarias han trabajado con el Consell para tratar de mejorar el texto de la PAC, y que ha dado como resultado la elaboración de 152 enmiendas que ya se han trasladado al Gobierno para su debate en el Parlamento Europeo.

A este encuentro de trabajo previo al viaje oficial del President a Bruselas para participar en la sesión del Comité de las Regiones (CdR) ha asistido también el subsecretario del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Jaime Haddad, quien ha podido conocer de primera mano las preocupaciones del sector para así articular una postura común ante las instituciones comunitarias a favor del mundo agrario valenciano.

Al término de la reunión, la consellera de Agricultura, Pesca, Alimentación y Agua, Maritina Hernández, ha explicado que la presencia de Alberto Fabra en la capital comunitaria tiene como objetivo "trasladar a las instituciones comunitarias la necesidad de que la PAC establezca las condiciones para que una agricultura abierta y exportadora, que incorpora tecnología y valor añadido, sea competitiva".

"El President -ha añadido- considera que es un sector estratégico para nuestra economía, así como por su componente social, y por ello va a centrar todos sus esfuerzos en que la voz común del sector se oiga en Europa, y que la Unión Europea fije unas reglas del juego claras para todos los operadores europeos y fundamentalmente para los de países terceros, que nos permitan competir en igualdad de condiciones".

La Consellera ha recordado que la valenciana en una de las agriculturas menos subvencionadas de Europa y, "aunque las ayudas europeas sí constituyen un factor importante de estabilización de las rentas, no la hacen competitiva las subvenciones sino un producto de calidad, orientado al mercado y apreciado por los consumidores".

En este sentido, ha incidido en que, entre las cuestiones que la Generalitat considera irrenunciables, se encuentra la implantación del principio de reciprocidad en las relaciones comerciales con países terceros, tanto en los procesos productivos como a nivel laboral o medioambiental.

En esta dirección, el Consell pide también la creación de estructura aduanera que permita un verdadero control de las producciones que proceden del exterior de la Unión Europea.

Por otra parte, se va a reivindicar que la estructura económica que dote la PAC se tenga en cuenta que la estructura productiva de la Comunitat y por tanto que se introduzcan cambios en los criterios propuestas para la consideración de pequeño agricultor, de forma que puedan a acogerse a las ayudas previstas en la PAC para este colectivo un mayor número de agricultores de la Comunitat.

Además, en cuanto a la distribución de los apoyos económicos propuestos por la Comisión Europea en su documento, la Comunitat Valenciana quiere hacer valer la contribución medioambiental de la agricultura mediterránea en la mitigación del cambio climático, ya que incorpora unos valores como es la fijación de CO2 que en el caso de los cítricos se cifra en unas 900.000 toneladas anuales, el uso eficiente del agua o el cultivo de superficies con riesgo de salinización que ya suponen una auténtica protección del medio por parte de los agricultores".